EL CLUB MOLINA SPORT JUGARÁ LA FINAL DE LA COPA DEL REY
Por teldeporte Actualizada el 30 Ene, 2021 a las 21:01 | Categorizado como En Portada, Polideportivo | Con 0 Comentarios

EL CLUB MOLINA SPORT GRAN CANARIA VOLVERÁ SOÑAR CON UNA FINAL DE LA COPA DEL REY TRAS VENCER A UN CORREOSO CAJA RURAL CPLV.

LOS AMARILLOS SE ADELANTARON ANTES DEL DESCANSO Y SE DEJARON LO MEJOR PARA UNA SEGUNDA MITAD EN LA QUE REMATARÍAN LA FAENA CON UN OMNIPRESENTE SCHEJBAL BAJO LOS PALOS Y UN TENEMYR EN ESTADO DE GRACIA

Derecho a soñar. O más bien volver a soñar. Eso es lo que ha conseguido el Club Sport Molina Gran Canaria al vencer al Caja Rural CPLV en las Semifinales de la Copa del Rey 2021. El cuadro amarillo se repuso de la derrota, precisamente ante los vallisoletanos la semana pasada, para dar un paso más en su búsqueda de volver a hacer historia. En la gran Final espera el Espanya, pero este Molina ya se ha ganado el poder soñar despiertos con volver a levantar un nuevo título. 

DE LAS HERAS Y EL MOLINA GOLPEAN PRIMERO

Caja Rural Valladolid comenzó el choque con el dominio del puk y, sobre todo, tratando de alejarse de la presión de un Molina que entró al partido a pleno rendimiento mental. Esa circunstancia les permitió ir recuperando terreno con el paso de los minutos, lo que propició sus primeros acercamientos con peligro. Ahí fue donde Javi Tordera se hizo enorme bajo los palos de la meta vallisoletana para evitar que las acometidas de los amarillos llegaran a buen puerto. 

La tensión en el partido era notable. Cada centímetro de terreno era muy importante para ambos, volviendo el Valladolid a tratar de controlar la velocidad del Molina, escondiéndose tras su propia meta para protegerse. De hecho, esa idea les llevó a tener alguna oportunidades de anotar, aunque sin mucho éxito. De ese modo, el empate era el protagonista mediada la primera mitad (0-0). 

El reciente encuentro de liga disputados entre ambos todavía quedaba muy presente, siendo el primero en marcar el que, probablemente, diera un pequeño golpe sobre la mesa. En una internada insular por el costado derecho Iván De las Heras ensayó un disparo que, esta vez sí, besaría las mallas de los castellanoleoneses, abriendo boca en un encuentro realmente igualado. 

Con ocho minutos todavía para alcanzar el descanso, era el Molina el que ahora tomaba la decisión de aguantar y ser pacientes. Josep Tomàs mandó el puk al palo en esos momentos de posesión local gracias a un buen contraataque, lo cual reflejó que con espacios los insulares eran peligrosos. 

No obstante, los canarios decidieron aguantar sin arriesgar durante el último minuto de la primera parte. Ese guion les salió bastante bien porque la ventaja, tras el bocinazo, fue para un Molina que parecía estar muy entero (1-0). 

SCHEJBAL Y TENEMYR BRINDAN OTRA FINAL

Después del descanso, Valladolid volvió a la pista con fuerza, demostrando que no iba a darse por vencido. Esa pujanza les llevó a acercarse con firmeza a la meta de Schejbal, aunque eso no supondría problema para un Molina que iba a responder. Una conexión entre Tenemyr y Baldwin dio sus frutos, siendo el norteamericano el encargado de abrir un poco más la renta justo cuando Valladolid había regresado del receso con muy buenas sensaciones. 

Caja RuralMolina mantuvo la compostura, pero una inferioridad numérica les llevó a volver a sufrir. Valladolid aprovechó esa circunstancia para recortar distancias, poniendo en muchos aprietos a la defensa grancanaria. Era momento de estar juntos, de aguantar el chaparrón y de tratar de no perder, para nada, solidez. 




Pasado ese aguacero, le tocó a los castellanoleoneses jugar con inferioridad. Eso les llevó a dar un paso atrás y Tenemyr, otra vez, se encargó de poner en bandeja un nuevo gol. Josep Tomàs no falló y la locura llegó a un banquillo, el isleño que vitoreaba y señalaba cabeza fría. En muy poco tiempo, el Molina puso tierra de por medio, pero todavía aún mucho tiempo por jugarse (3-0).  

Le tocó entonces a Valladolid ir a por todas, sabedor de que quedaban minutos por delante pero el marcador les era desfavorable. En sus intentos de recortar distancias Schejbal volvió a hacerse enorme en la portería, aguantando cada disparo y cada acercamiento. En ese sentido, Molina también sabía lo que tenía entre manos y se puso el mono de trabajo para defender con todo, siendo duros cuando era necesario y marcando territorio para cerrar el partido.

Valladolid lo siguió intentando, pero no hubo manera. Schejbal estaba intratable y el Molina muy seguro de lo que hacía, llegando incluso a tener opciones de ampliar más el marcador justo cuando más lo estaban asediando. De ese modo, el partido fue muriendo en favor de los amarillos y, aunque Mario Díez recortó distancias a tres minutos del final, Tenemyr hizo acto de presencia de nuevo para matar el encuentro con dos golazos que bien valen una nueva final para el Molina (5-1). 

FICHA TÉCNICA

Segundo encuentro correspondiente a las Semifinales de la Copa del Rey 2021 celebrado en el Polideportivo García San Román.

Árbitros: Alexey Roshchyn y Aitor Gavila. 

Goles: 1-0, De las Heras. 2-0, Baldwin. 3-0, Josep Tomàs. 3-1. Mario Díez. 4-1, Jacob Tenemyr,. 5-1, Jacob Tenemyr. 

CLUB MOLINA SPORT GRAN CANARIA (5): Adam Schejbal (P); Gio Rodríguez, Pablo Perea, Christian Betancor, José Caraballo, Pol Jansa, Jacob Tenemyr (2 goles y 2 asistencias), Chad Baldwin (1 gol), Andreu Tomàs, Josep Tomàs (1 gol y 2 asistencias), Iván De las Heras (1 gol) y Fabián Mörschler. 




CAJA RURAL CPLV (1): Javier Tordera (P) y Rodrigo Fernández (PS); Andrés Esgueva, Andrés Baños, Daniel Díez (1 gol), Pablo Tribiño, Carlos Cabrera, Adel Saber, Marcos Pérez, Miguel de Saja, Daniel Gutiérrez (1 asistencia), Eloy Valls, Mario Díez, Olmo Ercilla.

Acerca De -

Deja un comentario

Debes estar Iniciar Sesión to post comment.

This site is protected by WP-CopyRightPro