UD VILLA DE SANTA BRÍGIDA ACABA CON LA CONDICIÓN DE INVICTO DE UD LANZAROTE
Por teldeporte Actualizada el 16 Sep, 2018 a las 22:29 | Categorizado como En Portada, Fútbol, Tercera División | Con 0 Comentarios
  • LO HIZO TRAS REMONTAR EN LA SEGUNDA MITAD CON DOS GOLES DE PABLO ÁLVAREZ Y UNO DE SANTI DOMÍNGUEZ DE PENALTI

  • ANTES ROSMEN QUEVEDO HABÍA ADELANTADO AL LANZAROTE  EN EL MINUTO 14 AL TRANSFORMAR UNA PENA MÁXIMA

Antonio León

La UD Villa de Santa Brígida logró este domingo su segunda victoria de la temporada tras ganar en el Municipal de Los Olivos su segundo partido como local y a su vez acabó con la condición de invicta de la UD Lanzarote, que había ganado sus dos primeros partidos al Unión Sur Yaiza (1-0) y a la UD San Fernando (1-5), habiendo empatado en la  3ª jornada 1-1 en la Ciudad Deportiva de Lanzarote ante el Unión Puerto.

Tuvo que trabajar duro el equipo de Israel Quintana para ganarle al cuadro de Maxi Barrera, que se adelantó a los 14 minutos de penalti por medio de Rosmen Quevedo, pero en el inicio de la segunda mitad, tras aguantar las dos primeras embestidas conejeras, logró la igualada en una buena jugada por la derecha de Brian Oliva “Cebolla” que puso un balón en la cabeza del veterano delantero asturiano Pablo Álvarez que firmó en el minuto 55 el empate. Poco después, el colegiado cobró un penalti dentro del área del conjunto lanzaroteño en el minuto 58 sobre Brian Oliva y Santi Domínguez remontó el partido con el 2-1 en el minuto 60 y sólo seis más tarde, nuevamente Pablo Álvarez de cabeza en el punto de penalti tras una falta botada por Calem, colocó el definitivo 3-1 en el marcador.

El partido en su primera mitad fue muy dinámico y pronto los grancanarios gozarían de su primera ocasión de peligro en el minuto 10, en una jugada a balón parado con un remate del defensa central Aythami Medina en el segundo palo que cruzó en exceso junto al  palo izquierdo del marco lanzaroteño. Un minuto después fue el lanzaroteño Jordi Martín penetró por banda izquierda y pasó sobre el interior del área un balón que se marchó por encima del marco de Ione Puga en el minuto 11.

El primer tanto del encuentro llegó en el minuto 14, al transformar el capitán lanzaroteño Rosmen Quevedo una pena máxima, cometida infantil e innecesariamente por Leandro en el lateral izquierdo satauteño tras dejar el codo a Dani García cuando forcejeaba por un balón en el que el defensa satauteño tenía controlado,  tapando el avance del lateral lanzaroteño por banda derecha en el interior del área. La pena máxima la ejecutó con serenidad el capitán lanzaroteño Rosmen Quevedo ante su ex equipo, batiendo por el centro de la portería al guardameta Ione Puga que se lanzó a su izquierda. El delantero lanzaroteño dedicó el gol a su ex compañero Pedro Pérez con el que coincidió hace dos campañas en la UD Villa de Santa Brígida, señalando el cielo tras anotar la pena máxima.

A partir de ahí, la UD Villa de Santa Brígida dio un paso adelante y la UD Lanzarote dos atrás, siendo el equipo satauteño el que dominó por completo el encuentro y gozando de múltiples opciones para lograr la igualada. La primera en un córner botado por Calem  que cabeceó alto Leandro en el minuto 18, seis minutos más tarde, Pablo Álvarez no logró controlar un balón dentro del área en boca de gol, marchándose el balón fuera a la derecha de Alejandro. Por su parte, la UD Lanzarote también tuvo en tres contragolpes la posibilidad de hacer el 0-2. La primera en el minuto 25 con un disparo en la frontal del área del argentino Nico González que se marchó alto, además de una segunda en la que Jordi Vidal sirvió un balón dentro del área sobre Alberto Escudero que sobre línea de fondo buscó el pase de la muerte sobre el segundo palo donde llegaba Rosmen, pero el defensa central grancanario José Ascanio “Chino” se cruzó magistralmente para evitar el más que probable 0-2 antes de la media hora de juego.

Una vez sobrepasada ésta Calem botó una falta sobre el área lanzaroteña y Juanyi cabeceó alto en el minuto 31 y dos más tarde, el realejero Santi Domínguez disparó entre el punto de penalti y la frontal del área un duro disparo al que respondió con una espectacular palomita Alejandro Martín para mandar a córner en el minuto 34 y poco después, una penetración por banda derecha de Brian Oliva “Cebolla” acabó internándose en el área y su disparo se marchó demasiado crudo junto al palo derecho de Alejandro Martín en el minuto 35.

A pesar del dominio satauteño, la UD Lanzarote pudo firmar el 0-2 en una penetración por banda izquierda de Jordi Vidal que pisando área disparó al palo izquierdo del marco grancanario, rebotando el balón la madera y quedando a Rosmen Quevedo que acabó lanzando alto en el minuto 36; mientras que el realejero Santi Domínguez intentó el empate en una jugada a balón parado, golpe franco que lanza en la raya lateral derecha del área lanzaroteña, que bota Santi y el balón se pasea por delante del marco sin encontrar rematador, no llegando por muy poco a la jugada el defensa central grancanario Aythami Martín en el minuto 43, dos antes del descanso.

Tras el paso por el vestuario, la UD Lanzarote salió más enchufada en busca de cerrar el marcador con un segundo tanto, algo que pudo lograr en dos opciones nada más arrancar de nuevo el juego. La primera a los 2 minutos de la reanudación con una triangulación de Rosmen Quevedo con Álex Yunes y éste con Nico González, que terminó con el disparo excesivamente cruzado del argentino sobre el palo derecho de Ione Puga y a renglón seguido, el mismo Nico González avanzó por el centro, cortando la defensa satauteña su internada sobre la media luna del área, quedando el balón rechazado para Álex Yunes, que con el portero Ione Puga adelantado intentó batirle, pero su disparo se marchó junto al palo izquierdo del marco grancanario.

Entonces Maxi Barrera decidió dar entrada al veterano mediapunta Ayose Pérez en lugar de Álex Yunes en el minuto 54, pero su entrada coincidió con la reacción satauteña.




VENDABAL SATAUTEÑO. Cuando peor lo pasaba el cuadro satauteño llegó la reacción, para marcar 3 goles en 11 minutos y dar la vuelta al partido. El empate llegó en el minuto 10 de la segunda parte,  tras una buena internada por banda derecha de Brian Oliva “Cebolla”  con centro de éste sobre el segundo palo donde apareció el delantero asturiano Pablo Álvarez para meter la cabeza y establecer el 1-1 en el minuto 55 de partido. Apenas tres más tarde, Brian Oliva volvió a ser clave para en una jugada suya por la derecha forzar el penalti que supuso el 2-1 para los satauteños. Internada por banda diestra del mencionado Brian, con pase al interior del área sobre Santi Domínguez que le devuelve la pared al internarse en el área es agarrado por Juanma Pérez que ve la tarjeta amarilla y el colegiado señala la pena máxima, que transforma en el 2-1 el realejero Santi Domínguez en el minuto 60. En pleno éxtasis satauteño llegaría el defintivo 3-1, en una falta botada por Calem Álvarez en línea de tres cuarto de cancha sobre el punto de penalti, donde cabecea en semicaída el asturiano Pablo Álvarez para colocar el definitivo 3-1 en el minuto 66 de encuentro.

Maxi Barrera, siguió buscando soluciones desde el banquillo, dando entrada a Cristian Torres por el centrocampista manchego Alberto Escudero  poco antes de encajar el 3-1 y una vez con dicho resultado en el marcador, dio entrada a Brad en lugar del grancanario Juanma Pérez. Con ello Maxi cambió la sala de máquinas del cuadro conejero, con la sustitución de sus dos medios centros quedó jugando con Brad junto a Ayoze Pérez que retrasó su posición de mediapunta a jugar en el doble pivote; mientras que Cristian Torres jugó por banda derecha y Nico González a la posición de enganche con Rosmen Quevedo en punta, siguiendo en el extremo izquierdo Jordi Vidal.

Por su parte, Israel Quintana cambió hombre por hombre en el extremo izquierdo, con la entrada de Iván Roque por Ale Ojeda, además de posteriormente la entrada del recuperado Kevin Padilla en el doble pivote por Juanyi junto a Calem Álvarez y finalmente el majorero Héctor Umpiérrez sustituyó en el costado derecho  a uno de los mejores hombres del partido, Brian Oliva “Cebolla”, asistente del primer gol de Pablo Álvarez y objeto del penalti que supuso el 2-1.

Una vez concluido dicho carrusel de cambios la UD Lanzarote pudo acortar distancias en un balón centrado por Jordi Vidal en banda derecha que cabeceó Rosmen Quevedo en el primer palo, tocando en un defensor para marcharse a córner, que botó Jordi a la izquierda de Ione Puga y cabeceó alto en el segundo palo Fran Gil en el minuto 77. Nuevamente desde el saque de esquina pudo llegar el 3-2, en otro córner botado por Ayoze Pérez  que volvió a cabecear alto, el defensa Fran Gil en el minuto 82 y seis más tarde, otro córner botado por Ayoze Pérez a la izquierda del marco satauteño llegó en el segundo palo a Jordi Vidal que disparó y se encontró la intervención de Ioné Puga, para evitar que el marcador volviese a moverse.

Al final alegría de los satauteños por la victoria, segunda de esta campaña y además ambas en sus dos encuentros en el Municipal de Los Olivos y decepción de los lanzaroteños, que suman así su primera derrota de la temporada, desperdiciando la oportunidad de ser líderes en solitario de la Tercera División.

En la próxima jornada la UD Villa de Santa Brígida visitará el viernes a las 21:00 horas el Alfonso Silva para medirse al Unión Viera CF que perdió (1-0) por primera vez en el Municipal de Los Pozos (donde no había perdido en sus tres visitas anteriores); mientras que la UD Lanzarote recibirá a las doce del mediodía del domingo la visita de la UD Tamaraceite, otro de los equipos que de haber ganado este sábado a la SD Tenisca (al final cedió un empate 1-1) hubiese sido líder de la categoría, tras las primeras derrotas de esta campaña en esta jornada del Pan Pulido San Mateo y la UD Lanzarote.  

  • FICHA TÉCNICA.

UD VILLA DE SANTA BRIGIDA: Ione Puga; Ángelo, Aythami Medina, José Ascanio “Chino”, Leandro Sosa; Juanyi (Kevin Padilla, min. 72), Calem Álvarez; Brian Oliva “Cebolla” (Héctor Umpiérrez, min. 76), Santi Domínguez, Ale Ojeda (Iván Roque, min. 61); Pablo Álvarez. Entrenador: Israel Quintana.

UD LANZAROTE: Alejandro Martín; Dani García, Fran Gil, Javi Morales, Josito Padilla; Juanma Pérez (Brad, min. 69), Alberto Escudero (Cristian Torres, min. 62); Jordi Vidal, Álex Yunes (Ayoze Pérez, min. 54), Nico González; Rosmen Quevedo. Entrenador: Maxi Barrera.

ÁRBITRO: Daniel Velázquez Rodríguez, asistido en las bandas por Angelo Cerpa Díaz y Dalian Fanaru (Delegación del Sur de Tenerife). Mostró cartulinas amarillas a los locales Leandro, José Ascanio y Santi Domínguez, además de a los visitantes Juanma Pérez y Fran Gil.

GOLES: 0-1, min. 14: Rosmen Quevedo de penalti. 1-1, min. 55: Pablo Álvarez de cabeza. 2-1, min. 60: Santi Domínguez de penalti. 3-1, min. 66: Pablo Álvarez de cabeza.

INCIDENCIAS: Partido de la 4ª jornada del Grupo XII de la Tercera División, disputado en el mediodía del domingo entre claros y sobras en el Municipal de Los Olivos ante la presencia de 200 espectadores, más de una veintena aficionados de la UD Lanzarote. Antes del inicio del partido se guardó un minuto de silencio por la muerte del joven futbolista Pedro Pérez, jugador esta campaña de la UD Las Zocas, fallecido en la madrugada del domingo en un accidente de tráfico. Pedro además jugó hace dos campañas atrás (2016-17) en la UD Villa de Santa Brígida cedido por la UD Las Palmas, a la que llegó procedente del juvenil del Atlético de Madrid. Antes había jugado en la base del Guía de Isora (su pueblo) y pertenecido dos campañas a la cadena de filiales del CD Tenerife, jugando la campaña pasada 2017-18 también en Tercera División en el CD Marino. Desde estas líneas le mandamos a toda su familia, amigos y ex compañeros en todos estos equipos nuestro más sentido pésame. Q.E.P.D.

Acerca De -

Deja un comentario

Debes estar Iniciar Sesión to post comment.

This site is protected by WP-CopyRightPro